Top Veripost

La importancia del "Tercero de Confianza" en el intercambio electrónico seguro de documentos

En un mundo globalizado donde Internet ha eliminado las distancias, el intercambio electrónico seguro de documentos continua su crecimiento a pasos agigantados gracias al impulso de los Gobiernos y grandes compañías. Una situación que está cerca de equipararse al despliegue masivo que tuvo el correo electrónico a principios del cambio de siglo.

Aun así su crecimiento es evidente. Sobre todo en determinados ámbitos donde su uso es esencial para crear un entorno de confianza entre el emisor y el receptor del documento. En el pasado, los servicios postales estatales eran los que atesoraban y gestionaban esa confianza. Es curiosa la impresión de tranquilidad que daba enviar una carta partiendo de la premisa que nadie la iba a abrir, leer, entregar incorrectamente, etc., premisa que muchas veces era una ilusión. De ahí se pasó a los correos certificados y burofaxes.

Cuando nos movemos en el ámbito electrónico, el intercambio electrónico seguro de documentos es cosa de tres. Ya no sólo vale enviar o recibir el documento sino que además debes tener constancia de otros puntos como:

  • Integridad: Que el documento no ha sido modificado incorrectamente desde su envío hasta su recepción.
  • Autenticidad: Que el emisor y receptor son quien dicen ser.
  • Trazabilidad: Que se conozca fehacientemente su estado. Es decir, si ha sido abierto, recibido, rechazado, etc.

Los principios anteriores son esenciales pero vagos en el caso de tener que mostrar evidencias, por ejemplo, delante de algún juez, que, efectivamente, el documento realmente se ha enviado, firmado, recibido, tratado, etc. y qué, quién dice que eso se ha producido, "tercero de confianza", no es parte activa en la reclamación.

Ofertas, contratos, actas, facturas, nóminas, entregas de mercancía, etc. son documentos que entran de lleno en la necesidad de contar con un operador de intercambio electrónico seguro de documentos que aporte garantía jurídica con plena validez legal en un trámite esencial entre su entidad y otras empresas, la administración, ciudadanos, empleados, socios, etc.