Top FacturaElectronica

Cuentas a cobrar: Facturas enviadas

En la mayoría de las empresas, la emisión de facturas es una tarea tediosa relacionada con la recopilación de la información para facturar que principalmente se acumula en los programas de gestión o ERP de la compañía o, en el nivel más básico, en diferentes documentos de ofimática (Excel, Word, etc.).

Después de la creación de la información de las facturas a través del ERP de la empresa, se procede a la impresión, manipulación, ensobrado y franqueo. Todas estas tareas, junto con el envío postal, no suelen estar asignadas a unos gastos determinados de la empresa, por lo que pasan desapercibidos o son asumidos por la empresa como gastos generales o no definidos.

Ahorro de costes

Basándonos en diversos estudios (consulte nuestros estudios de mercado) podemos mostrar que el ahorro por factura electrónica respecto al papel se estima en un 67%.
Este porcentaje se basa en la reducción drástica de la manipulación del papel y la reducción del archivo físico.
Adicionalmente, y en menor medida, se toma en cuenta la reducción paulatina en la gestión del recuerdo de los pagos y mejoras en la gestión de Tesorería.

Optimización de procesos y mejoras en la gestión

La factura electrónica juega un papel importante al ayudar a los profesionales de finanzas aportándoles mayor visibilidad y control sobre las cuentas a cobrar de su empresa, dando que le permite conocer el estado de las cuentas y el pronóstico de su cobranza al día.

El intercambio electrónico seguro de las facturas permite la automatización e integración de la información de los sistemas internos de su negocio, ofreciendo trazabilidad y seguimiento sobre las acciones de cobro a clientes y permitiendo reducir tanto las deudas incobrables como el período medio de cobro.

La automatización de estos procesos permite a las empresas beneficiarse de un mayor control de la tesorería y una optimizando de su sistema de facturación, reduciendo el riesgo de impago de los clientes. Todo ello mejora la situación financiera de su empresa, al asegurar el efectivo que necesita para sus actividades y su propio crecimiento.

Cumplir con la obligatoriedad o con un requisito de un socio

Las empresas se encuentran, cada vez con más frecuencia, con una obligación legal de emitir Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) y sus correspondientes documentos complementarios.

También se puede necesitar emitir factura electrónicamente cuando una empresa opera para un sector que lo requiere, como puede ser el retail o automoción, donde cualquier proveedor necesitará trabajar con diversos documentos electrónicos y adaptarse a los estándares que exige el sector de forma obligada.

La factura electrónica es una tendencia global por lo que cada vez será más común trabajar con ella. El que dé el primer paso será el que más posibilidades tiene de definir sus requisitos a sus socios de negocio.

Otros motivos

Nuevo canal de comunicación: Ese nuevo canal de comunicación con sus socios puede ser utilizado para enviar otros tipos de documentos como contratos, guías de remisión, pedidos...

Medioambiente: Trabajar en formato electrónico permite reducir el impacto medioambiental al reducir la producción y uso del papel. Por ejemplo, se estima que para un envío de 2.000 facturas al mes se evita la tala de cerca de 4 árboles y la reducción de 0,72 Tm emisiones de CO2.

Mejora en la imagen corporativa: La transformación digital es una tendencia tecnológica en el mundo y la factura electrónica es parte de ella. Su marca se relacionará con una iniciativa que aporta modernidad.

Beneficios futuros: La factura electrónica es la punta del iceberg de un gran cambio. Trabajar con ella le permitirá acceder a nuevos servicios, por ahora impensables, de una forma más ágil y rápida.

¿Dispuesto a dar el paso a la factura electrónica?

Conozca como nuestro servicio de facturas electrónicas le permite sacar el máximo provecho a su proyecto.